Alianzas AntiAgresiones Patriarcales nace por la necesidad de identificar, aislar y difundir agresiones patriarcales en los ámbitos políticos denominados de seguridad (transfeministas, antiespecistas, antifascistas, etc.) y proveernos de herramientas políticas para afrontar tales agresiones de forma contundente y consistente con los principios que defendemos.

¿Por qué estamos enfadades?

En el existente contexto de opresión y discriminación patriarcal no sólo estamos sistemáticamente sujetes a todo tipo de agresiones machistas alimentadas por la sociedad en general, sino que además en nuestros propios espacios políticos nos enfrentamos, de forma reiterada y cotidiana, a la reproducción acrítica de los mismos patrones de opresión. Esto se manifiesta en agresiones activas por parte de supuestos compañeros de lucha, pero también en la ausencia de respuesta a dichas agresiones. Estas conductas constituyen un apoyo pasivo al sistema patriarcal así como una muestra de insolidaridad hacia les compañeres afectades por él.

¿Por qué estamos vulnerables?

Estamos vulnerables porque las agresiones que sufrimos no están politizadas, sino injustificadamente personalizadas. Ello nos aísla a cada une de nosotres ante las continuas agresiones llevadas a cabo por los de fuera, los de al lado y los de dentro. Ese aislamiento reduce las posibilidades de defenderse frente a una agresión, de dar una respuesta a las agresiones recibidas y de prevenir agresiones futuras.

¿Por qué una alianza?

Necesitamos una alianza de cuidados entre todes aquelles que somos sujetes de la opresión patriarcal como forma de autodefensa ante las continuas agresiones y respuesta política a la impunidad. Para ello, es urgente dotarnos de las herramientas que nos permitan poner un fin, desde el apoyo mutuo, a la existente situación de vulnerabilidad en la que nos encontramos. Juntes, ¡somos más fuertes que el miedo!